Mantener distancia física en el Metro de SD es un desafío

0

Los usuarios se siguen aglomerando sin importar la amenaza del virus del covid-19, como se pudo observar en la parada María Montez, ubicada en el kilómetro 9 de la autopista Duarte.

No importa que anuncien vía altoparlante mantener el distanciamiento físico dentro de las instalaciones del Metro de Santo Domingo, los usuarios siguen aglomerándose sin importar la amenaza del virus del covid-19.
Antes, durante y después de las horas pico, es habitual observar el constante flujo de pasajeros que se dirigen a diferentes destinos de la ciudad y que hacen caso omiso a la medida.

En las diferentes paradas de este sistema de transporte se puede observar diariamente a los ciudadanos hacer filas para mantener el orden, más no precisamente la distancia.

Si bien es cierto, que todos aquellos que ingresan al Metro tienen su mascarilla puesta en todo momento, resulta un reto no apiñarse con los pasajeros en el interior de las paradas, así como fuera y dentro de los vagones.

Este escenario se pudo observar en la parada María Montez, ubicada en el Kilómetro 9 de la autopista Duarte, que sin importar el andén, las personas se agrupan rápidamente para aprovechar su rápido ingreso a una unidad previo a que el silbato del Metro avise el cierre de sus puertas.

El personal del Cuerpo Especializado para la Seguridad del Metro (Cesmet), como de costumbre advierte a la gente sobre mantener la distancia como una forma de evitar infectarse con la contagiosa enfermedad. Sin embargo, representa un desafío mantener esa gran cantidad de personas en firme cumplimiento de las normas anticovid.

Vagones repletos

Durante las horas pico los vagones del Metro de Santo Domingo suelen estar repletos de personas.

Pese a que el piso está correctamente señalizado e indica la posición en que deben colocarse los pasajeros, estos se agrupan e ignoran el protocolo.

También, se visualizó que la gente ocupa a toda su capacidad los asientos como en la época antes de la pandemia.

Es una actividad del pasado medir la temperatura a los usuarios previo a su ingreso a ese espacio en el cual circulan cientos de ciudadanos.

La gente se queja

Muchos de los usuarios de este medio de transporte al ingresar a una de sus unidades y percatarse de la cantidad de personas se quejan y emiten comentarios alusivos a mantener el distanciamiento.

“‘¡Señores! No se peguen tanto que hay covid todavía’, ‘Hablen menos para que no se contagien’, ‘No deberían dejar entrar más gente’”, son parte de las expresiones de los pasajeros en la plataforma de transporte masivo.