María Antonieta: biografía, qué pasó con sus hijos y cómo murió

0
14 views

María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena, más conocida simplemente como Maria Antonieta de Asustria, fue princesa archiduquesa de Austria y reina de Francia y de Navarra. Nacida el 2 de noviembre del año 1755 en Viena, se casó a la temprana edad de 15 años con Luis XVI, futuro rey de Francia.

Ambas familias pactaron la unión de los cónyuges, aunque la Corte Francesa nunca aceptó el matrimonio. Maria Antonieta nunca llegó a ser aceptada por el pueblo francés ya que consideraban que era una derrochadora y que influía en las decisiones de su marido para que éste actuara a favor de Austria.

Se dice que sus sastres le confeccionaban unos 300 vestidos cada año con telas de la mejor calidad y se gastaba una cantidad desmesurada de zapatos. Los historiadores calculan que su vestidor en Versalles tuvo un valor equivalente a seis millones de euros.

Además, María Antonieta ordenó la creación de «Le Petit Hameau de la Reine», una pequeña aldea que funcionaba a modo de explotación agrícola. En ella había una granja, un palomar, un granjero, una torre, un molino, la Casa de la Reina y una cabaña para el guarda.

Biografía de Maria Antonieta

El 16 de mayo de 1770 se casó con Luis XVI, y el 11 de junio de 1775 él fue coronado rey en Reims. En 1785 comenzó a derrumbarse la monarquía francesa por un incidente relacionado con un collar muy valioso. María Antonieta quería hacerse con él, así que el cardenal Louis de Rohan accedió a fabricarlo en exclusiva para ella. Pero, cuando llegó a Versalles con él, no fue a parar a manos de la reina, sino de la condesa de La Motte, que huyó de París con el botín.

Esta fue la gota que colmó el vaso y el pueblo estalló por la situación tan precaria en la que vivía frente a la opulencia de la familia real. Fue así como comenzó la Revolución Francesa, y los reyes tuvieron que huir de Versalles. Sin embargo, cuando llegaron a Varennes les reconocieron, y procedieron con su detención. Mientras, el pueblo irrumpió en Versalles y saqueó por completo el palacio.

María Antonieta y Luis XVI fueron encerrados en la Torre del Temple. El 21 de enero de 1793 él fue guillotinado. Ella corrió la misma suerte, y tras ser condenada por traición, murió decapitada el 16 de octubre de ese mismo año.