Mejorar la colaboración entre equipos para mejorar la digitalización

0

Sharp pantallas interactivas colaboración

Cuando el año pasado nos golpeó la pandemia se creó una necesidad urgente de que las organizaciones cambiaran sus estrategias de comercialización y aceleraran sus planes de transformación digital. A finales de 2019, IDC predijo que para 2023, más de la mitad de todo el PIB mundial estaría impulsado por productos y servicios de empresas transformadas digitalmente.

Sin embargo, especialmente a la luz de lo ocurrido en 2020, parece seguro asumir que la realidad arrojará una proporción mayor. En la investigación publicada en el último trimestre del año, el 89% de los CIO aseguró que su transformación digital se había acelerado y el 58% predijo que continuaría acelerándose.

De la noche a la mañana, la capacidad de innovar más rápido y mejorar la experiencia digital se convirtió en clave para generar ingresos, mantener la productividad de los empleados y salvaguardar las operaciones comerciales. Sin embargo, también es cada vez más difícil para los equipos de TI mantenerse al día con esta creciente demanda de innovación más rápida y mejores experiencias digitales.

El cambio a un modelo de trabajo remoto, el aumento de la demanda de servicios en la nube y el aumento del comercio electrónico han aumentado la presión y han agotado los recursos de TI más que nunca. Ante esta presión, los modelos operativos tradicionales con equipos en silos se están quedando cortos.

Una colaboración limitada frena el negocio

La mayoría de los departamentos de TI cuentan con varios equipos enfocados en diseñar, construir, implementar y ejecutar los servicios digitales en los que confía la empresa y sus clientes. Estos equipos suelen utilizar varias herramientas para supervisar y gestionar todo, desde el rendimiento de la infraestructura y las aplicaciones hasta la experiencia del usuario, las conversiones y los ingresos.

Como resultado, no existe una fuente única y consistente de la verdad o un lenguaje unificador en toda la empresa, lo que dificulta que los equipos colaboren de manera eficaz. A menudo, es un proceso laborioso y que requiere mucho tiempo para que los equipos individuales identifiquen y comprendan el contexto completo detrás de los datos que tienen, de modo que puedan trabajar con otros para mejorar los servicios para la empresa y sus clientes.

Esta visibilidad aislada, también dificulta la comprensión real del impacto que tiene la TI en los resultados clave, como las conversiones y los ingresos. De hecho, el 93% de los CIO dice que problemas como equipos aislados y herramientas fragmentadas les impiden maximizar el valor que la TI crea para el negocio. Estos desafíos también pueden provocar una pérdida de ingresos debido a errores que podrían haberse evitado con una mejor colaboración.

También hay que considerar las ineficiencias significativas y la productividad desperdiciada, ya que los equipos pasan incontables horas en war room tratando de identificar las causas y soluciones a cualquier problema que surja. La investigación ha puesto de manifiesto que el promedio de horas que pasan los equipos de TI y negocios en reuniones para combinar manualmente sus conjuntos de datos dispares e identificar qué acción tomar, supera las 12 horas.

Romper silos para generar cambio

A medida que aumenta la presión para acelerar la transformación digital, este status quo no es sostenible. No hay tiempo para conjeturas o guerras internas. Para aliviar la sobrecarga de recursos, las organizaciones deben transformar el modo en que trabajan sus equipos, rompiendo los silos entre TI y empresa. Para hacerlo, deberán encontrar una manera de consolidar sus herramientas de monitorización fragmentadas en una única plataforma que todos los equipos puedan usar para mantener la visibilidad en tiempo real de los KPI críticos del negocio.

Este modelo operativo más unificado y de colaboración será esencial para la capacidad de las organizaciones de mantenerse al día

También deberán reunir todos sus conocimientos sobre el rendimiento de la infraestructura y las aplicaciones, la experiencia del usuario, las conversiones y los ingresos en un modelo de datos unificado. Entonces sus equipos tendrán la capacidad de comprender lo que significa todo en contexto.

Este modelo operativo más unificado y de colaboración será esencial para la capacidad de las organizaciones de mantenerse al día con el ritmo acelerado de la transformación digital en los próximos años. Ya sea que se trate de desarrolladores que colaboran con operaciones, operaciones con equipos comerciales o la empresa con desarrolladores, equipar a los equipos con una fuente única y coherente de la verdad sobre los servicios digitales permite que todos estén alineados.

Esto les brinda a todos un lenguaje único y unificador y respuestas precisas al alcance de la mano, para que los equipos digitales puedan comprender mejor el impacto que sus esfuerzos están teniendo en la empresa y sus clientes. Como resultado, pueden tomar más decisiones respaldadas por datos, por lo que pueden ofrecer continuamente mejores resultados comerciales digitales, lo que impulsa los ingresos y las conversiones, en todos los canales, de manera más eficiente.

Por Abdi Essa, RVP UK&I, Dynatrace