Mocos amarillos: qué significa, causas y remedios

0
4 views

Cualquier resfriado o catarro incluso también la alergia estacional puede llevar a que tengamos mocos que no suelen tener color, sino que son totalmente transparentes, pero ¿qué significa cuando los mocos que nos sonamos son de un color como el amarillo? puede entonces que tengamos un virus o una infección que esté provocando la dolencia que sufrimos. Veamos entonces todo sobre los mocos amarillos: qué significa, causas y remedios.

Mocos amarillos: qué significa, causas y remedios

Cuando los mocos que nos sonamos son de color amarillo o entre amarillo y verdoso suelen ser un síntoma evidente de que el organismo está lidiando con una infección , no necesariamente de naturaleza bacteriana; por lo general, es el síntoma más común de un resfriado o gripe (tos con moco), pero también puede indicar otras enfermedades de las vías respiratorias.

Cuando tienes un resfriado, tu sistema inmunológico envía glóbulos blancos, llamados neutrófilos , al área afectada. Estas células contienen una enzima verdosa, que en grandes cantidades puede dar como resultado una flema que sea de color amarillo o verdoso.

Durante una infección, por lo tanto, el moco se vuelve amarillo , lo que también causa flema amarilla visible con el esputo (tos). Las flemas amarillas se caracterizan ser además bastante espejas y pegajosas . Es importante señalar que el moco, en condiciones normales, no debe ser amarillento, espeso y pegajoso, sino una capa fina transparente y bastante líquida.

Causas del moco amarillo

Las principales causas del moco amarillo incluyen:

  • Infecciones virales : pueden provocar dolor de garganta , amigdalitis , resfriados y gripe.
  • Infecciones por hongos : como Candida Albicans que afectan los senos nasales y la garganta.
  • Infecciones bacterianas : pueden afectar el tracto respiratorio inferior provocando bronquitis o neumonía (a tratar con antibióticos ) o las vías respiratorias superiores.
  • Pólipos nasales:  mediante el bloqueo de la nariz y la garganta, los tejidos se convierten en un caldo de cultivo para las infecciones bacterianas
  • Alergias : alergias como rinitis alérgica y fiebre del heno.

Cura para los mocos amarillos

Para reducir la flema basta con beber abundantes líquidos , quizás incluso utilizar aerosoles nasales a base de solución fisiológica hipertónica; también será bueno usar un humidificador de habitación.

Si los mocos son causados por rinitis alérgica, el tratamiento de la mucosidad significa que se deben tomar antihistamínicos, que ayudan a aliviar los síntomas de las alergias . Antes de tomar estos medicamentos, se recomienda que visites a un médico, ya que pueden causarte sueño.

Los antibióticos no siempre son necesarios para tratar los mocos amarillos: las infecciones respiratorias, de hecho, son causadas por virus y, por lo tanto, los antibióticos no son absolutamente efectivos. En particular, las infecciones virales que pueden estar relacionadas con una secreción de moco amarillo incluyen gripe, laringitis, traqueítis, bronquitis y faringitis.

De hecho, los medicamentos no siempre son necesarios para eliminar la flema. Es más, cuando las infecciones no son particularmente difíciles y en un estado avanzado, es posible recurrir a remedios naturales .

Sin embargo, si bien es cierto que los medicamentos no siempre son necesarios para eliminar la flema y la mucosidad amarilla, debes evitar el autodiagnóstico y ser examinado por tu médico de cabecera, en caso de resfriados y gripe (también porque, estas enfermedades, si no son tratados adecuadamente, pueden empeorar, provocando bronquitis y neumonía ).

Remedios naturales para los mocos amarillos

Los remedios naturales para la flema incluyen las siguientes opciones:

  • Beber té y tés de hierbas: para disolver la flema, es aconsejable beber tés de hierbas con la adición de jengibre, un antiinflamatorio natural, con efecto antibiótico.
  • Toma una ducha muy caliente: La alta temperatura podría ser particularmente útil para despejar las vías respiratorias y eliminar las flemas, así como la acumulación de mocos, gracias al vapor. Este remedio está indicado antes de acostarse, porque libera la nariz y favorece el sueño, además de tener un efecto relajante sobre los músculos y el sistema nervioso. Sin embargo, evita darte una ducha caliente si tienes fiebre , ya que pueden empeorar los síntomas.
  • Recurre al aceite de eucalipto: para aprovechar nuestras capacidades descongestionantes, es recomendable rociar unas gotas de aceite en un pañuelo e inhalar en caso de obstrucción de los conductos nasales, especialmente si te encuentras fuera de casa. Otros aceites que pueden tener el mismo efecto son el aceite de lavanda y el aceite de árbol de té.
  • Por último, para evitar el agravamiento de los síntomas de la gripe , como toser y estornudar, se recomienda encarecidamente dejar de fumar , ya que el humo del cigarrillo daña los tejidos de la garganta y la nariz, aumentando la producción de moco.