Naranja: ¿Fue primero la fruta o el color?

0

Según la Real Academia Española, la palabra naranja tiene varias definiciones, siendo las más importantes las siguientes: «Fruto del naranjo, de forma globosa, de seis a ocho centímetros de diámetro, corteza rugosa, de color entre rojo y amarillo, como el de la pulpa, que está dividida en gajos, y es comestible, jugosa y de sabor agridulce» y «Dicho de un color: Semejante al de la naranja madura, y que ocupa el segundo lugar en el espectro luminoso».

Ahora bien, ¿se denominó primero naranja a la fruta y luego el color recibió el mismo nombre o fue al revés? Pues bien, la historia es muy curiosa, y se remonta a mediados del siglo XIII. Según los registros de la época, se utilizó la palabra naranja para referirse a la fruta, y no fue hasta 1542 cuando se empezó a utilizar para nombrar el color.

Según el libro ‘Symbols and Their Hidden Meanings’ de T.A Kenner, el origen de la naranja no fue el color, sino la fruta. Antes de que la fruta pasara a formar parte de la dieta en Occidente, el color era conocido como «amarillo-rojo» o «rojo-amarillo».

Pero, ¿por qué naranja? Surgió de la palabra francesa «orenge», que se deriva del antiguo término de la fruta, pomme (manzana) d’orenge.

Historia de la naranja

La naranja es una fruta cuyo origen se encuentra en Asia. Fueron los árabes quienes introdujeron la naranja en Occidente en el siglo X, aunque por aquel entonces la fruta era muy amarga. Más adelante, en siglo XV los portugueses introdujeron una variedad más dulce y sabrosa. Fueron los españoles los que llevaron esta fruta a América en el año 1565, concretamente a California y Florida.

En la actualidad, existen más de 600 variedades de naranjas a nivel global, las cuales se dividen en tres grandes grupos. Por un lado, las naranjas dulces, que se utilizan para comer al natural o para preparar zumo. Por otro lado, las naranjas amargas, con un sabor agrio y ácido y que se usan para la elaboración de mermeladas. Y, por último, las naranjas con piel suelta, que son fáciles de pelar y pueden tener un sabor dulce o ácido.

El país que más naranjas produce en el mundo es Brasil, que concentra el 30% de la producción mundial de fruta. El segundo puesto en el ranking es para Estados Unidos, y, en tercer lugar, China, que ha alzando los 14 millones de toneladas anuales.

Comentar con su cuenta de Facebook