No es la primera vez que se han visto frenadas y abortadas las visitas realizadas por senadores y diputados a distintos puntos del país con el fin de supervisar, fiscalizar o reunirse con representantes de entidades gubernamentales.  

El caso reciente entre el ministro de Educación, Ángel Hernández, y la Comisión Permanente de Educación de la Cámara de Diputados es uno de tantos que se han presentado.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

La administración de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina impidió la entrada a la Comisión de Medio Ambiente del Senado, que fue con la intención de realizar un descenso sobre la deposición de las cenizas que genera la planta a carbón. Eso ocurrió en fecha del primero de junio del pasado año.

Héctor Acosta (el Torito) y la comitiva a cargo, querían hacer un recorrido en su interior para constatar la posible contaminación del parque energético y sus cenizas al medio ambiente en esa demarcación sureña.

Se suma también a la lista, la Comisión Permanente de los Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que fue impedida de entrar a la cárcel pública de San Juan de la Maguana, donde iba realizar un levantamiento de la situación que vivían los reos en ese lugar. Fue el 16 de julio de 2021

Según indicó Juan Dionicio Rodríguez Restituyo, presidente del grupo, el impedimento lo dirigió “un coronel de apellido Peralta”, quien supuestamente dijo no tener orden para dejar pasar a los congresistas.

Cinco diputados de esa misma comisión visitaron, a principios de febrero de ese año, la Penitenciaría Nacional de La Victoria. No obstante, abandonaron el recinto con la frustración de no poder entrevistar a ninguno de los reclusos enfermos ni a los que denunciaron violación de sus derechos fundamentales, con las golpizas que, según se dijo, recibieron de parte de los agentes. Como si fuera un drama, el personal de la prisión esperó a los legisladores con decenas de reclusos bañados, bien vestidos y algunos mostrando costosos relojes de marca.

Denuncian funcionarios no les toman las llamadas

Los senadores del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Ginette Bournigal y Héctor Acosta –“El Torito”- denunciaron en más de una ocasión que funcionarios del Gobierno no iban a las provincias ni tomaban las llamadas que le hacían.

Esto fue tan evidente que el presidente de la República, Luis Abinader, tuvo que reunirse con el bloque senatorial peremeísta para tratar temas relacionados a la unidad del partido, siendo parte de lo conversado la mala comunicación que tienen los funcionarios del gobierno con los legisladores.

La representante de Puerto Plata en la Cámara Alta, al confirmar el encuentro, que fue en  marzo de este año, sostuvo que los congresistas desean que los ministros “bajen un poco de su pedestal” y visiten las demarcaciones.

En tanto, el senador de la provincia Monseñor Nouel, quien se pronunció desde el año 2020, advirtió a los funcionarios que si no responden las llamadas ni devuelven mensajes, los expondría en sus redes sociales.

Restan calidad a investidura

Representantes de partidos políticos en el Congreso Nacional reconocieron que el comportamiento de legisladores le resta calidad a su investidura de primer poder del Estado, por lo que exhortaron a los congresistas a equiparse de las herramientas que les hacen falta para fortalecer la labor de fiscalización.

Esto a raíz del impasse de la comisión de diputados en el despacho de Ángel Hernández, donde éste los acusó de irrespetar el protocolo. Conversaron con elCaribe sobre el tema los voceros senatoriales Franklin Romero (PRM) e Yván Lorenzo (PLD), así como los portavoces en la Cámara de Diputados Omar Fernández (FP) y José Horacio Rodríguez  (Bloque Alternativo Progresista).

De acuerdo a Yván Lorenzo, la politiquería ha traído como consecuencia el atropello de la institucionalidad, no solo en el Congreso Nacional sino en todos los estamentos de la vida nacional. Manifestó que sometió en una resolución que buscaba la revalorización del legislador, porque a veces  se desconoce el alcanse de la competencia  de este y por otra parte, “por la politiquería se juega a irrespetar las facultades”.

Franklin Romero dijo que lo más importante es saber que la mayoría de legisladores que quieren visitar a los funcionarios del Gobierno son del mismo partido, y que en el caso Hernández, le parece que hubo una falta de comunicación, “porque cuando se vio rodeado de los diputado y los equipos de filmación quizás se sintió que lo tenían acorralado y no sabía lo que estaba pasando”. l a.p. 

Omar Fernández y José Horacio exhortan a legisladores asumir compromisos

Omar Fernández exhortó a los congresistas a tener siempre una conducta ejemplar y ser personas realmente honorables.  Asimismo, recordó al cuerpo legislativo que tienen el mandato constitucional de fiscalizar, por lo que cuando soliciten reuniones, aún en el seno de la comisión, a ministerios para ver las acciones que realizan, “eso es algo normal” y parte del trabajo.

 “Es parte de nuestro trabajo  fiscalizar, para velar que se cumpla correctamente la ley. Entonces, me parece extraño que a los legisladores les desconsideren; lo dejen plantados, en ocasiones; y le pongan trabas para que hagamos nuestro trabajo”, expresó.

Mientras, el diputado José Horacio está convencido que los legisladores tienen que fortalecer el entendimiento de cuál es el rol del Congreso en materia de fiscalización.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Precisó que la Constitución es muy clara y dedica todo un numeral de atribuciones en materia de fiscalización y de control político que éstos tienen sobre el Poder Ejecutivo tanto en la ejecución de los presupuestos, como en la formulación de las políticas públicas en sentido general.

Aseguró que una de las herramientas que hacen falta para fortalecer esa labor, es la aprobación de la ley de fiscalización y de control del Congreso.

Comentar con su cuenta de Facebook

Hits: 0

blank