Nueva vez el Estado es dueño absoluto de la Refidomsa

0

Sobre la operación se ofreció la información en una rueda de prensa ayer jueves.

El Estado dominicano se quedó ayer por segunda ocasión como dueño absoluto de la Refinería Dominicana de Petróleo PDV (Refidomsa), con la adquisición del 49 % de las acciones del capital suscrito y pagado que eran propiedad de la sociedad PDV Caribe, S. A.

La sociedad PDV Caribe es filial de Petróleos de Venezuela, S. A. (PDVSA), empresa estatal de la República Bolivariana de Venezuela. Mediante la operación, según informó el Ministerio de Hacienda en rueda de prensa, el Estado se convierte en propietario del 100 % de las acciones de la firma. En 2008, el Gobierno firmó el contrato de compra por US$110 millones del 50 % de las acciones en la Refidomsa de la Compañía Shell, cuyo pago se hizo efectivo en 90 días, y se estableció un protocolo de recepción de la empresa, después de un inventario de los bienes y de una auditoría financiera. La Shell Company llevaba unos 79 años operando en República Dominicana, cuando se dio aquel primer paso. Para entonces, hablaron en rueda de prensa el secretario de Hacienda (actualmente la categoría es de ministro), Vicente Bengoa, en compañía de los representantes legales del Gobierno; y el gerente general de la Shell en el país, Rafael Maradiaga, junto a funcionarios y los abogados de la multinacional.

Esa operación no incluyó la venta de las estaciones y otros negocios que tenía la Shell en el país, porque el Gobierno no era socio en esas actividades.

Posteriormente, el 5 de mayo, el presidente Leonel Fernández y su homólogo venezolano, Hugo Chávez, fueron testigos de la firma de la venta del 49 % de las acciones de la Refinería, rubricada por el ministro de Hacienda, Vicente Bengoa y el ministro de Energía Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Rafael Ramírez.

Ambas naciones también firmaron los convenios de prevención de consumo y tráfico de droga; Comercio y Desarrollo y Cooperación y puesta en marcha de la señal de Telesur en el país. Este último fue firmado por los dos mandatarios.

Ayer, tanto la presidencia del Consejo de Administración de la Refidomsa, como el Ministerio de Hacienda explicaron que “debido a las sanciones que el gobierno de los Estados Unidos impuso a partir del año 2015 a PDVSA y sus filiales, Refidomsa se ha visto desde entonces afectada en su acceso al crédito local e internacional, así como limitada en utilizar los medios de pago bancarios, debiendo suspender o posponer proyectos de ampliación y renovación de la empresa, y que ha estado impedida de realizar las actuaciones corporativas normales de sus órganos de dirección y administración”. El ministro de Hacienda José Manuel (Jochi) Vicente explicó que “como consecuencia de lo anterior y ante la importante participación de la Refidomsa en el mercado local de hidrocarburos, ha sido expreso interés del Estado dominicano tomar acciones en beneficio de la empresa”. Informó que el precio de compra acordado por el Estado, o sea, la suma de €74,000,000, equivalente a US$88,134,000, es inferior al precio de venta que PDV Caribe, S. A. pagó al Estado al momento de adquirirlas hace más de diez años.

Estados Unidos está muy al tanto de la operación

La operación de adquisición a PDV Caribe se realizó en una primera etapa por una transacción de permuta de las acciones de la Refidomsa, a cambio de bonos emitidos por PDVSA y Venezuela entre PDVSA y la sociedad comercial Patsa (empresa del Grupo Rizek de República Dominicana que actúo como facilitador de la transacción). En la segunda etapa y de manera simultánea, el Estado dominicano procedió a la compra de inmediato de las acciones que Patsa, compró a PDVSA, por el mismo precio acordado. El gobierno de EE. UU. ha recibido la información de toda la estructura y documentación sobre la operación y no la objetó.