Pilar Alegría: «necesitamos una educación tecnológica que nos permita evitar brechas de género»

0

Madrid
Actualizado:

Guardar

La tecnología avanza a ritmo vertiginoso, y los cambios que provoca, tanto en lo social como en lo laboral, obligan a repensar la educación que reciben los más pequeños. Así ha quedado claro esta mañana durante la presentación de la campaña ‘Aprende a programar. Cambia el mundo’ promovida por
Code
, plataforma dedicada, en concreto, a transmitir conocimientos programación y código a los más pequeños y a las minorías. Durante su desarrollo, la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, acompañada por Hadi Partovi, creador y director ejecutivo de Code, han hecho hincapié en la importancia de fomentar la enseñanza de las ciencias de la computación en las aulas de nuestro país. Igual que si hablasemos de asignaturas como el inglés o las matemáticas.

«Vivimos en un momento digitalizado y globalizado, donde cada día y cada minuto las máquinas hablan entre sí y, por supuesto también con las personas. Ahora, con el siglo XXI avanzado, todavía nos encontramos con que muchas personas no conocen el código básico que se utiliza para dar órdenes a las máquinas. Toda iniciativa que nos permita reducir este desconecimiento de la tecnología va a darnos más conocimiento como sociedad y nos va a hacer más libres», ha señalado durante el acto la ministra de Educación.

Alegría, además, ha apuntado que «está claro que la programación es una herramienta púramente educativa». Gracias a ella, es posible que «los jóvenes generen y fomenten el pensamiento lógico y el trabajo en equipo y que pasen de ser consumidores de aparatos tecnológicos a saber cómo se programan esos instrumentos con los que ellos se forman».

La ministra también ha destacado que la pandemia de Covid 19 «ha demostrado que tenemos una magnífica comunidad educativa», pero que quedan pasos por dar para exprimir todas las posibilidades que ofrece la tecnología en las escuelas. A su vez, ha expresado que «a partir de los 8 o 9 años empieza a comprobarse que hay ciertos estereotipos y barreas que perjudican a las niñas y les impiden enfocarse en carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología o con la ingeniería».

«Si queremos transitar de la mejor manera la transformación digital y tecnológica, necesitamos de todo el talento con el que cuenta nuestro país. Necesitamos una educación tecnológica para todos y para todas que nos permita evitar estas brechas sociales y de género», ha zanjado la ministra.

«España tiene las condiciones adecuadas»

A pesar del avance de la tecnología, en España, efectivamente, queda mucho por hacer para explotar su potencial a nivel educativo y laboral.
Así lo demuestra lo difícil que lo tienen muchas empresas de nuestro país para cubrir vacantes relacionadas con la programación
. También el que, en 2015, un 82% de los padres y un 76% de los alumnos todavía desconociese qué son y qué materias comprenden las ciencias de la computación.

«Es fundamental que todos los estudiantes del mundo aprendan ciencias de la computación, que incluye habilidades cada vez más necesarias para todas las carreras y en todas las industrias», ha expresado Hadi Partovi durante la presentación en la que, además, ha dedicado tiempo a hablar sobre sus orígenes en Irán. Fue allí donde hizo sus primeros pinitos en informática pulsando los botones de un ordenador Commodore 64.

En 2013, después de trabajar para Microsoft en el desarrollo de su navegador e invertir en plataformas como Facebook o Dropbox, Partovi decidió a crear Code.org, un servicio que ofrece lecciones online gratuitas de programación para niños de 4 a 18 años. Actualmente, más de 64 millones de estudiantes y 2 millones de docentes tienen cuentas en la plataforma.

Partovi también explicó que «los estudiantes que aprenden ciencias de la computación tienen un 17% más de probabilidades de ingresar a una carrera universitaria», además de poder acceder a «mejores salarios después de graduarse». Además, señaló que «España tiene las condiciones adecuadas para avanzar en la incorporación de las ciencias de la computación en la educación básica. De lograrse esto, el sistema educativo español puede tomar una posición de liderazgo en Europa y servir de ejemplo para otros países del mundo». Precisamente, eso es lo que ha llevado a Code a escoger España como su sede para el desarrollo del proyecto en Europa, Oriente Medio y África (EMEA por sus siglas en inglés).

Ver los
comentarios