¿Por qué hombres y mujeres llevan los botones de camisa en un lado diferente?

0

Lo más probable es que hayas notado (o quizás no) que los hombres y las mujeres tienen los botones de sus camisas en un lado diferente. No es una diferencia introducida recientemente, sino que en realidad se remonta al Renacimiento. Entonces, ¿Por qué hombres y mujeres llevan los botones de camisa en un lado diferente?? ¡Vamos a verlo!.

¿Por qué hombres y mujeres llevan los botones de camisa en un lado diferente?

En el Renacimiento y durante la época victoriana, las mujeres ricas y acomodadas no solo llevaban ropas caras o de lujo, sino que tenían el privilegio de que les vistieran sus sirvientes. Debido a este motivo, era mucho más fácil para los sirvientes vestir a su «patrona» cuando los botones estaban a la derecha, según la mirada del sirviente, o en realidad a la izquierda … asumiendo, por supuesto, que el sirviente era diestro.

Los hombres, en cambio, se vestían solos y por eso tenían los botones en el lado opuesto, a la derecha. Por supuesto, solo unas pocas personas podían permitirse el lujo de ser vestidas por un sirviente en ese momento, pero este hábito ha resistido admirablemente la prueba del tiempo y ha llegado al mundo moderno como una forma de distinguir entre una camisa que es para hombre de una que es para mujer aunque lo cierto es que hoy en día, son muchas las mujeres que no dudan en llevar camisas masculinas y viceversa.

La teoría de la lactancia y del arma

La teoría sobre la época del renacimiento que acabamos de explicar parece ser el motivo principal a la diferencia de botones entre las camisas de mujeres y hombres pero existe otra que por lo visto tiene que ver con el hecho de tener que amamantar a los bebés y también el hecho de tener que llevar armas.

De hecho, las mujeres pueden haber tenido la abertura para los botones de la camisa la derecha porque solían sujetar a sus bebés con la mano izquierda, y de esta forma podían abrir la camisa con mayor facilidad para amamantar al niño ; los hombres, en cambio, sostenían el arma con la derecha, por lo que utilizaron la mano libre, la izquierda, para desabotonarse la camisa. Además se dice también que la posición de combate estándar significaba enfrentarse al enemigo con el lado izquierdo con el escudo. Una camisa con una superposición de izquierda a derecha significaba que un enemigo no podría clavarte una espada hacia ti a través de una rendija abierta.