Cuando sucede es una auténtica tragedia: tu camiseta favorita, después de meterla en la lavadora, se ha encogido a causa del lavado. ¿Alguna vez te has preguntado por qué la ropa encoge durante el lavado ? Te ofrecemos la respuesta a continuación.

¿Por qué la ropa encoge durante el lavado?

Una camiseta de algodón, aunque no las veamos, se crea tejiendo hilos, que a su vez están formados por fibras de algodón ; estos últimos están compuestos por largas cadenas moleculares, conectadas por puentes de hidrógeno. Al crear la camiseta, el hilo se teje en la tela, las fibras y los polímeros de los que están hechos se tiran, estiran y retuercen, y se tensionan los enlaces de hidrógeno que mantienen todo unido.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

En la lavadora se alivia este estrés, la energía del calor y la agitación a la que se exponen las prendas durante el lavado y el secado rompen las uniones, mientras que los polímeros quedan libres para relajarse y volver a su tamaño natural. A su vez, las fibras, los hilos y la tela se encogen; por eso mismo, incurrimos en el desafortunado accidente de comprobar que la camiseta que acabamos de lavar dentro de la lavadora se ha acabado encogiendo.

En pocas palabras, antes de la creación de la prenda, el hilo con el que se crea la prenda se plancha para obtener el máximo rendimiento , y luego se teje. Dentro de la lavadora, el calor, el agua y el centrifugado ayudan a liberar la tensión de estos hilos, lo que a su vez hace que las telas se encojan. Además, al exponer la ropa a un calor excesivo durante el lavado o el secado, las prendas pueden encoger incluso más de lo habitual.

¿Cómo evitar que la ropa se encoja?

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Si no deseas verte con la sorpresa de comprobar que tu ropa se encoge tras el lavado, la clave está en leer siempre la etiqueta de lo que vas a lavar. Puede que creas que una simple camiseta de algodón no te encogerá si la lavas con por ejemplo, unas toallas o unas sábanas, pero quizás esa camiseta es de algodón orgánico o tiene un porcentaje mínimo de otro tejido que impide que la sometas a determinada temperatura o a un simple centrifugado.

Además, es importante secar bien la ropa. No la metas en la secadora a no ser que en la etiqueta ponga lo contrario. No la cuelgues sin haberle dado la vuelta y estirado previamente y nunca dejes la ropa demasiado tiempo al sol dado que no sólo se corre el riesgo de que acabe encogiendo sino que también podría acabar perdiendo su color.

Comentar con su cuenta de Facebook

Hits: 0

blank