Porís de Candelaria, el pueblo escondido en una cueva en La Palma

0

La isla de la Palma es uno de los lugares por descubrir en todos los sentidos. Sus magníficos paisajes, muchos de ellos casi vírgenes, vienen como anillo al dedo para conocerla como Isla Bonita. Y es que en La Palma podemos encontrar miradores de ensueño, playas preciosas de arena negra y hasta un pueblo metido en una cueva: Porís de Candelaria.

Se trata de un pueblo pesquero, dentro de una cueva, con la playa a escasos metros en el municipio de Tijarafe. Un lugar donde lo salvaje y lo natural se dan la mano, donde la magia del mar lo convierten en un lugar de cuento que muy pocos conocen.

¿Cómo se llega a Porís de Candelaria?

Para acceder a este diminuto pueblo, pero con un encanto especial en la isla de La Palma, podemos llegar en coche a través de la carretera LP1. La vía es estrecha y con curvas, pero merecerá la pena para ver este lugar tan pintoresco.

Una vez llegamos a la zona, los alrededores de Porís de Candelaria no son para pasar de largo. Desde el Mirador del Morro de las Salinas descubriremos el Atlántico en todo su esplendor, además de contemplar la inmensa belleza de la naturaleza de la zona.

Una vez en el pueblo, pasearemos por sus pequeñas calles, tapadas con algunas lonas para que no se produzcan derrumbes y todo de color blanco y azul, como cualquier pueblo de costa griego que se precie.

La Cueva Bonita

Porís de Candelaria se construyó hace siglos, sus casas tienen más de un siglo y han sobrevivido a todo tipo de mareas e inclemencias del tiempo. Ya en 1588, el nombre del pueblo aparecía por primera vez en algunos libros. Ahora se ha convertido en uno de los lugares de veraneo de los locales de la zona, y un lugar turístico que visitar en La Palma.

Su encanto no solo reside en el pueblo, la costa es un lugar privilegiado para bucear y descubrir el encanto marino de Canarias. Desde aquí podemos acceder a la conocida Cueva Bonita, una cueva a la que solo se puede entrar por mar, y Porís de Candelaria es la puerta perfecta.