Presencialidad: ¿generador de estrés o de bienestar?

0

Recomiendan comunicación y apoyo emocional para los estudiantes que retornan a clases después de meses de confinamiento por la pandemia de COVID-19.
Según la psicóloga Leyshy Cabrera, aunque en un principio el retorno a clases produzca ansiedad, es una situación que generará bienestar en los hogares

Según cifras de la Unesco, el cierre de colegios y de universidades alcanzó a más del 91 % de los estudiantes del mundo, es decir, a cerca de 1.570 millones de niños, niñas, jóvenes y universitarios. Con el cierre de las escuelas, debido a la pandemia del covid-19, la salud mental de los estudiantes también se vio comprometida, éstos comenzaron a experimentar miedo, ansiedad, incertidumbre, estrés y/o angustia, al igual que el resto de la población. Pero, ¿qué tanto puede costar el volver de nuevo a la vida normal, aquella que hacíamos antes de la pandemia?;

En el caso de los estudiantes, el trastorno de ansiedad por separación, se está dando no solo en los infantes que ahora no quieren separarse de sus padres y familiares, sino también en jóvenes y adultos que se preparan para regresar a las aulas y las oficinas.

“Todo cambio representa un desafío, sin embargo, como seres humanos tenemos la capacidad de adaptarnos, lo que está claro es que esta transición del regreso a clases será muy diferente para cada niño”, asegura la especialista en clínica infanto-juvenil e inclusión educativa, Leyshy Cabrera.
Para la también psicóloga clínica del Centro Vida y Familia, la forma en cómo lo van a procesar dependerá en gran medida de los apoyos proporcionados por el adulto (papá, mamá, maestro, director, abuelos…). A pesar de que el retorno a clases ha producido ansiedad en todos, no sólo en los niños, es una situación que brindará mayor bienestar en los hogares.

“Esto se debe a que nuevamente todos retornarán al rol que les corresponde y nuestros hijos estarán en un entorno que les proporciona una adecuada estimulación para su desarrollo”, manifiesta la especialista.

¿Qué desafíos pueden enfrentar los estudiantes este año escolar?

Los desafíos propios de iniciar etapas. Si bien es cierto que los padres y tutores han hecho su mayor esfuerzo para que los niños cumplieran con las competencias requeridas en los últimos períodos escolares, es claro que no todos se encuentran al mismo nivel, por lo que es probable que algunos estén en ventaja y otros en desventaja, todo esto lleva a que el estudiante deba valorar y respetar el ritmo del otro.

Existe también una realidad que no podemos ignorar y es que, desafortunadamente, no para todos la experiencia de estar en casa fue contenedora y protectora, tomando como referencia un informe en el que la UNICEF (2020) advirtió sobre el riesgo del incremento de la violencia durante la pandemia, al señalar que, en marzo, apenas primer mes del confinamiento, el número de reportes de casos de abuso sexual, violencia de pareja y violencia familiar fue superior al de años pasados.

En esta nueva etapa, es necesario que se cuente con recursos emocionales y un sistema de apoyo óptimo. También es importante valorar que el reinicio escolar actual demanda, por parte de los estudiantes, un compromiso mayor como ciudadanos responsables, respetuosos y honestos, mucho más fácil de emitir por parte de los que son más grandes, pero que en los más pequeños requiere de un entrenamiento constante por parte del adulto para que se respeten las medidas de resguardo, y así minimizar el riesgo de contagio.

¿Cuáles son las señales de que un hijo siente ansiedad respecto a la escuela?

Es importante saber diferenciar la ansiedad normal de la patológica. La ansiedad es un mecanismo que nos permite adaptarnos y dar respuesta a situaciones reales de forma proporcionada, sin embargo, cuando no somos capaces de distinguir entre una situación real y una imaginaria, es necesario buscar asesoría por parte de un psicólogo o psiquiatra, a fin de valorar el cuadro.

La psicóloga clínica Leyshy Cabrera.

¿Cuándo se necesita ayuda?

Cuando hay:

1.Presencia de miedo excesivo y desproporcionado.

2.Presencia de síntomas fisiológicos (mareos, náuseas.

3.Insomnio o hipersomnio.

4.Hipervigilancia.

5.Falta de concentración.

¿Cómo los padres pueden ayudar a sus hijos para que el regreso a clases sea mejor llevadero?

El punto central para lograr una adaptación eficaz es ofrecer en la mayor medida de sus posibilidades un plan estructurado, de esta forma ellos sabrán qué esperar y qué se espera de ellos de una forma real y concreta.

¿Se puede evitar la ansiedad en los niños por el regreso a clases?; ¿cómo hacerlo?

La respuesta de los niños va a estar siempre ligada a la forma en cómo el adulto le presenta la situación, lo más recomendable es enseñarles a cuidarse y cuidar del otro siguiendo las medidas de protección; siendo ejemplo y espejo de lo que queremos que ellos hagan. Hay que hablarles con naturalidad y seguridad en cuanto al hecho de que si ellos se cuidan todo va a estar bien; ofrecerles un panorama de las posibles situaciones que se puedan presentar, escucharlos activamente cuando regresen y así lograr que cuenten qué hicieron y preguntar cómo se sintieron.