¿Qué animales hacen nidos? Tipos y materiales empleados

0
19 views

Caminando en la naturaleza a menudo ocurre observar estructuras hechas por animales en forma de nidos. Son las viviendas de los animales que aunque normalmente corresponden a los pájaros, parece que también algunos mamíferos los elaboran para vivir y de alguna manera, proteger a sus crías. Conozcamos ahora, qué animales hacen nidos, los tipos y materiales empleados.

¿Qué animales hacen nidos? Tipos y materiales empleados

Normalmente son los pájaros los que se dedican a hacer nidos, los cuáles usan solo para la reproducción, por lo tanto, solo durante unos pocos meses durante el año. De este modo, y en contra de lo que se puede pensar en un principio, las mayoría de las aves no usan los nidos como refugio del clima o para dormir, a excepción de algunas aves rapaces nocturnas que tienden a usar las cavidades de anidación como un lugar para el descanso diurno.

Funciones y tipos de nidos 

Sin embargo, los nidos realizan varias funciones. De hecho, pueden servir como plataformas para levantar los huevos y mantenerlos en una posición más segura (por ejemplo, nidos flotantes o nidos en los árboles), ocultar los huevos de la vista de los depredadores, actuar como una cavidad aislante protegiendo así los huevos del frío y aislar mejor el calor durante la eclosión.

La variedad de nidos de aves es muy amplia, desde especies que no construyen nidos y ponen sus huevos directamente en el suelo hasta especies que construyen verdaderas obras de arte como el pájaro carbonero común; algunas especies simplemente acumulan ramas u otros restos de plantas sin construir un nido real, mientras que la mayoría de las especies construyen nidos generalmente con forma de copa entrelazando briznas de hierba, ramitas y otros materiales con su pico.

Algunas especies de pájaros como los paseriformes usualmente usan un nido para cada temporada y construyen uno nuevo cada año, mientras que especies como las rapaces nocturnas o algunas rapaces diurnas pero también las cigüeñas o garzas, si no se les molesta, tienden a utilizar el mismo nido a lo largo de los años; si el nido se construye con ramas, cada año la pareja agrega nuevo material para que el nido aumente de tamaño año tras año, por ejemplo se conocen nidos de águila real que han alcanzado inmensas dimensiones a lo largo de los años. Las aves tienden a esconder bien los nidos, construyéndolos en lugares donde son lo menos visibles posible; muy a menudo, sin embargo, en invierno, cuando la vegetación se reduce y los árboles están desnudos, es fácil identificar los nidos de muchas especies que se vuelven mucho más visibles.

Algunas especies utilizan nidos ya construidos por otras, es el caso, por ejemplo, del búho chico o del halcón patirrojo, que utilizan los viejos nidos de córvidos para su reproducción. Otra especie de paseriforme, el trepador azul utiliza cavidades naturales para reproducirse, en particular los agujeros cavados por los pájaros carpinteros, pero los agujeros de entrada de estos nidos son demasiado grandes en comparación con el tamaño del trepador azul (que es de tamaño pequeño) por lo que este realiza un verdadero trabajo de «mampostería» obstruyendo parcialmente el hueco de entrada con barro y reduciendo así su diámetro. Algunas aves cavan túneles reales, comportándose como mamíferos, por ejemplo el caso de los abejarucos y los ratones.

Nidos de mamíferos

nidos

Algunas especies de mamíferos también construyen nidos y estos a menudo pueden parecerse mucho a los de las aves creando un poco de confusión pero afortunadamente las especies de mamíferos que construyen nidos son pocas y con un poco de experiencia es fácil distinguir sus nidos de los de las aves.

El lirón común construye un nido esférico cerrado con un diámetro de 10-15 cm utilizando tiras de corteza entrelazadas, pero también hojas, musgo y líquenes; por dentro está forrado con finas fibras vegetales y otro material blando; el nido suele estar a 1-2 metros del suelo, pero es más raro encontrarlo hasta 4 metros de altura. En invierno, sin embargo, para hibernar, el lirón prefiere refugiarse en huecos en los troncos o debajo de una roca o una raíz y puede utilizar nidos artificiales para pájaros. El nido de lirón se distingue de los pequeños nidos de los pájaros que anidan en los arbustos por las señales de corteza desgarrada por todas partes.

El lirón careto, su pariente cercano, construye un nido esférico de ramitas, hojas y musgo, forrado internamente con pasto y material blando; en verano se puede encontrar en árboles y arbustos, pero más comúnmente se construye sobre un montón de ramas muertas o sobre un viejo nido de pájaro o ardilla, pero también en huecos en troncos o nidos artificiales.

La rata de arroz tiene dos tipos diferentes de nidos, el de verano y el de invierno. El nido de verano se construye en la vegetación, a unos 30-40 cm del suelo, con forma esférica, diámetro de 8-10 cm y un orificio de entrada circular en un lado. Como material, utiliza hojas de gramíneas cortadas a lo largo y bien entrelazadas. El nido que se utiliza para la reproducción y destete de las crías es más grande que los nidos de verano y por dentro está cubierto de un material suave y esponjoso. Los nidos de invierno se construyen en el suelo, en un mechón de hierba o debajo de una raíz o piedra; a veces, el ratón puede cavar un pequeño túnel.

La ardilla roja a veces usa cavidades en los troncos para descansar o parir pero muy a menudo, especialmente en ausencia de cavidades adecuadas, construye nidos en árboles, generalmente cerca del tronco, sostenidos por una o más ramas laterales, usando ramitas con un diámetro de menos de 5 mm; los nidos de ardilla tienen forma esférica, abovedada, están cerrados y tienen un diámetro de 20-50 cm con un orificio de entrada lateral que tiene un diámetro de unos 5 cm; cuando las condiciones climáticas no son favorables se puede cerrar el orificio de entrada mientras el animal se queda adentro, lo mismo ocurre cuando el adulto tiene que dejar a las crías en el nido para irse en busca de alimento. El interior del nido está forrado con un acolchado suave de material suave como pelo y plumas.

El nido de la ardilla en cambio, se parece mucho al de la urraca, pero el de esta última es más grande y generalmente no está cerca del tronco sino a cierta distancia de él, colocado entre las ramas, además los nidos de las urracas están menos cerrados, si se ven a contraluz se puede observar la luz que se filtra entre las ramitas con las que están construidas, mientras que los nidos de las ardillas suelen ser más densos. El interior del nido está forrado con un acolchado suave de material suave como pelo y plumas.