¿Qué es el Carnaval para los cristianos y qué dice la Biblia sobre esta fiesta?

0

A finales de febrero o principios de marzo se celebra cada año el Carnaval, una fiesta cuyo origen se sabe que es pagano pero que de alguna manera es «aceptada» por la iglesia cristiana si tenemos en cuenta que han aprovechado estas fiestas para hacerlas coincidir con el calendario cristiano de Cuaresma y Semana Santa. Entonces, ¿Qué es el Carnaval para los cristianos y qué dice la Biblia sobre esta fiesta?

¿Qué es el Carnaval para los cristianos y qué dice la Biblia sobre esta fiesta?

El Carnaval tiene raíces ciertamente lejanas en el tiempo, pero difícil de reconstruir en detalle. Con los tiempos ha ido evolucionando hasta estar relacionado con ambiente cristiano como contrapunto a la Cuaresma. El mismo nombre de Carnaval parece derivar de la expresión latina «carnem levare», que alude a la abstinencia de carne que dura los próximos cuarenta días.

Que el Carnaval termina con el inicio de la Cuaresma parece bastante obvio (o, al menos, debería serlo), mientras que es mucho más complejo establecer cuándo comienza ya que se establece en función precisamente de dicha cuaresma, las fases lunares y también como no, en relación a la Semana Santa. De hecho, el motivo principal tiene que ver con la celebración del Domingo de Resurrección, que es variable según el calendario lunar.

¿Pero a qué se debe esta relación entre el carnaval y las celebraciones de la iglesia cristiana? Sabemos que el carnaval nace de alguna manera como la celebración de la fiesta romana de Saturnalia, en la que amos y esclavos intercambiaban papeles por un solo día. Este hipo de la democracia en una sociedad fuertemente clasista como la romana tenía como objetivo el mantenimiento de la paz social. Incluso por muy poco tiempo, el subordinado podría legítimamente vengarse de quien lo tiranizó.

Una fiesta completamente pagana que sin embargo, de alguna manera fue recuperada en la edad medieval por parte de la iglesia cristiana para de alguna manera permitir algo de libertad a los cristianos en el periodo previo a la Cuaresma marcado por la austeridad.

De este modo la mezcla entre lo pagano y lo religioso se fue desarrollando, hasta convertir el Carnaval en una fiesta que nada tiene que ver en realidad con la religión pero que se enmarca entre las celebraciones cercanas a la Semana Santa y por ende, se le considera una fiesta más de cuantas celebran los cristianos.

La biblia y los disfraces

Además, el carnaval de hoy en día nada tiene que ver con los grandes excesos que celebraba en el pasado o en sus orígenes. Hoy en día es una fiesta en la que se ensalzan los disfraces y el uso de máscaras, a pesar de que la biblia precisamente hace alguna que otra mención al respecto aunque no se esté refiriendo al carnaval directamente.

De hecho está escrito: «La mujer no se vestirá de hombre, y el hombre no se vestirá de mujer, porque el SEÑOR tu Dios odia a cualquiera que hace tales cosas» (Deut. 22 : 5), por lo que al margen de otras interpretaciones queda claro que la biblia no parece compartir la idea o el concepto de que alguien se disfrace aunque sea por un solo día.