¿Qué pasa si dejo de comer? Estas son las consecuencias

0

Dejar de comer es algo que supone todo un riesgo para nuestra salud. Sin embargo, el cuerpo humano dispone de recursos impresionantes para soportar la falta de alimentos (que no de agua o de líquidos) durante varias semanas. Sin embargo, es importante saber que matar de hambre a nuestro organismo provoca reacciones graves y consecuencias que serán fatales. Veamos qué pasa si dejo de comer y qué consecuencias podemos llegar a tener .

¿Qué pasa si dejo de comer? Estas son las consecuencias

A todos nos ha pasado que por cansancio, por llegar tarde a casa o por estar malos, nos hemos ido alguna noche a la cama sin cenar, o nos hemos saltado alguna comida. Algo que puede parecer trivial y que a priori no debería tener consecuencias para nuestro organismo, pero que si se convierte en un hábito puede provocar en el cuerpo es un proceso más grande de lo que cree.

Para entender fácilmente qué le puede pasar a nuestro cuerpo al dejar de comer, podemos compararnos con un coche al que no se le pone gasolina, o un aparato que no está alimentado por corriente. Puede que al principio el coche tire con la gasolina que le queda en reserva o que el aparato siga funcionando mientras el motor todavía tenga potencia, pero al poco tiempo todo se detendrá. Si nuestro cuerpo no recibe alimento, que sería nuestra gasolina o nuestra electricidad, tarde o temprano, deja de funcionar.

De este modo, durante las primeras 6 horas después de dejar de comer, el cuerpo convierte los nutrientes en glucógeno como combustible. Cuando este stock se agota, se sienten los primeros signos de hambre (e irritabilidad en algunas personas).

Entre 6 y 72 horas sin comer, el cuerpo utilizará sus reservas de grasa, que luego se descomponen en cuerpos cetónicos que el cerebro puede usar. Esto puede causar cambios de humor y disminución de la función cognitiva. Algunas personas, como los atletas profesionales, llegan a esta etapa más rápido que otras.

Muerte después de tres semanas

Después de unos días sin comer, la energía y el estado de ánimo se estancan. El cuerpo sigue utilizando sus reservas de grasas y proteínas en menor medida. En esta etapa pueden aparecer diversos síntomas como disminución de la libido, desequilibrio hormonal y pérdida de densidad ósea.

Después de una o dos semanas de ayuno, el sistema inmunológico se descompone debido a la falta de vitaminas y minerales. El cuerpo intenta extraer energía de donde puede, debilitando muchos órganos vitales, especialmente el corazón. La falta de alimentos puede causar la muerte después de aproximadamente tres semanas, dependiendo de la cantidad de agua que se absorba y de las reservas que tenga el cuerpo.