¿Qué son el 1G, 2G, 3G, 4G y 5G y sus diferencias?

0

Si hoy en día todos somos capaces de conectarnos a Internet desde un smartphone común, ver un vídeo en YouTube o una película en Netflix en cualquier lugar o saber a dónde debemos ir gracias a Google Maps mientras estamos en el coche, es porque hace más de cuarenta años, en Japón, nació la primera red móvil celular comercial y con ello una tecnología generacional para los dispositivos móviles. Os hablamos a continuación de qué son el 1G, 2G, 3G, 4G y 5G y sus diferencias.

¿Qué son el 1G, 2G, 3G, 4G y 5G y sus diferencias?

Todos sabían que era una revolución, pero nadie podía imaginar que conduciría a redes modernas y 5G.

Y es que nuestras vidas se rigen de alguna manera por las redes de telefonía e Internet móvil las cuáles han cambiado a lo largo de los años, hasta la red 5G de hoy, que por otro lado es bastante discutida y controvertida.

Pero lo cierto es que las redes de telefonía se rigen por la  Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) que creó un comité para definir las especificaciones. Se trata del comité IMT-Advanced que entre otras cosas, define los requisitos que son necesarios para que un estándar se considere de la generación vigente.

Lo que esto significa es que cuando cambiamos de generación, se produce un cambio importante en todos los aspectos y este comité es el encargado de decidir las características mínimas que tienen que tener los dispositivos y redes cuando quieren formar parte de una u otra generación.

Conozcamos entonces a continuación las distintas generaciones de telefonía móviles que han existo, la actual 5G  y en qué se diferencian:

Red móvil 1G

La llamada red 1G se refiere a la primera generación de tecnología celular inalámbrica. Inaugurada en 1979 por Nippon Telegraph and Telephone (NTT) en el área metropolitana de Tokio, todavía era un estándar en gran parte analógica, lo que provocó la primera revolución tecnológica real: estos son los años de TACS (Total Access Communication System, en castellano Sistema de Comunicación con Full Access) y la idea de un teléfono inalámbrico.

Sin embargo, tiene una limitación importante: en cada banda de frecuencia, solo un usuario puede comunicarse a la vez, debido a la tecnología utilizada.

Red móvil 2G

La segunda generación 2G de redes móviles es también la primera red digital. Nació con el estándar GSM. Era 1991: tenía más ancho de banda, por lo tanto más velocidad, y nuevos servicios disponibles como SMS y conexión a la red vía WAP. Se produce el primer cambio sociocultural real: los mensajes SMS hacen su debut con las redes 2G. Mensajes cortos de 160 caracteres, que literalmente cambiaron la forma en que nos relacionamos con los demás.

Red móvil 3G

La tercera generación de redes de Internet móvil llegó a principios de 2000 en Corea del Sur y Japón, mientras que en España hizo su debut en 2005. En la base de esta generación se encuentra el estándar UMTS (Universal Mobile Telecommunications System), que en a su vez, se basa en una evolución del CDMA utilizado a partir de la red 2G. Las frecuencias utilizadas comienzan a multiplicarse ocupando bandas de frecuencia aún más altas: 850, 900, 1800 y 2100 MHz. La velocidad de descarga pasa de 384 Kbps a 21 Mbps, llevando Internet a los teléfonos móviles: 3G, de hecho, es el estándar del primer smartphone .

La red móvil 3G LTE

Después de la red 3G y antes del 4G llega el momento, en 2008, de la red 3G LTE, es decir, Long Term Evolution, término utilizado para indicar la evolución de un estándar de comunicación para mejorar su rendimiento. Lo importante de 3G LTE es la introducción de la tecnología MIMO, Multiple Input, Multiple Output en las redes móviles. Gracias al uso de varias antenas, un terminal MIMO puede intercambiar más datos al mismo tiempo, tanto que la velocidad máxima teórica de descarga asciende a 326,4 Mbit / sy la velocidad de subida a 86,4 Mbit / s.

Con 3G LTE, los usuarios comenzaron a probar la conexión móvil rápida, que luego se convirtió en el caballo de batalla de las redes 4G.

Red móvil 4G

Nuestra vida comienza a cambiar radicalmente: Blackberry lleva los correos electrónicos a los teléfonos móviles, Apple lanza la App Store en 2008, llegan las videollamadas y vamos más allá de los SMS gracias a Whatsapp. La historia de 4G o LTE, la cuarta generación de redes de Internet Móvil, comienza el 27 de junio de 2011, cuando se publica el anuncio de cesión de licencias. Las velocidades de descarga aumentan enormemente (hasta 326,4 Mbps), creando las condiciones para la explosión de las comunicaciones y posibilidades móviles actuales: transmisión de video HD y 4K, transmisión de música de alta calidad e Internet de las cosas (IoT), con dispositivos que siempre están disponibles. conectados y controlables en cualquier lugar. Los pagos online, gracias a la estabilidad de 4G, se extendieron considerablemente, lo que también llevó al nacimiento de criptomonedas como Bitcoin.

Dentro de unos años, sin embargo, surge el verdadero límite de la red 4G, que no es la velocidad, sino la latencia, que es el tiempo que transcurre entre la solicitud de un dato y su llegada real al teléfono inteligente del usuario.

Red móvil 5G

Y ahora llega el turno de la red de Internet móvil 5G. El término 5G (siglas de 5th Generation) indica el conjunto de tecnologías de telefonía móvil y celular, cuyos estándares definen la quinta generación de telefonía móvil con una evolución significativa en comparación con la tecnología 4G / IMT-Advanced. Gracias a su innovadora tecnología, permite conectar una gran cantidad de dispositivos al mismo tiempo, garantizando una altísima fiabilidad, asegurando una mayor velocidad de conexión, menor latencia y mejor rendimiento que los 4 LTE actuales. Las frecuencias de transmisión de señales previstas para la tecnología 5G son: 700 MHz (la que utilizan actualmente los televisores), 3600-3800 MHz y 26 GHz (explotación de ondas electromagnéticas que utilizan frecuencias superiores a las que se utilizan en la actualidad).

Esto permite tener una transmisión de datos mucho más rápida, siempre que haya distancias reducidas entre el receptor y el emisor por lo qe que se produce una transmisión de datos más sensible a los obstáculos.

La Next Generation Mobile Networks Alliance generalmente define «5G» como un estándar capaz de satisfacer los siguientes escenarios:

  • velocidad: 100 veces más rápida que la de 4G. La velocidad potencial máxima de 20 Gbps (Giga bit por segundo) le permite descargar rápidamente grandes cantidades de datos. Por ejemplo: descargar una película tarda unos segundos. Su velocidad es directamente proporcional al número de clientes que se conectarán a la red.
  • Consumo de energía: las celdas 5G tienen un consumo de energía muy limitado incluso cuando están bajo carga y deberán estar equipadas con un modo de ahorro de energía cuando no estén en uso.
  • Capacidad: 5G aumenta la capacidad de transmisión de datos.
  • Latencia: 5G tiene un intervalo de tiempo entre el envío de la señal y su recepción de 30 a 50 veces menor que 4G. Esto permite controlar dispositivos y aparatos de forma remota y en tiempo real (vehículos autónomos, operaciones quirúrgicas remotas, gestión del tráfico de carreteras, puertos y aeropuertos, etc.) y monitorizar el estado de las infraestructuras en tiempo real.
  • Densidad: 5G te permite conectar hasta un millón de objetos por km2, 100 veces más que 4G, sin afectar la velocidad de conexión. En particular, esta última característica es la que debería permitir el desarrollo del Internet de las Cosas. En el futuro, las redes ya no se utilizarán solo para dispositivos móviles (como teléfonos inteligentes o teléfonos celulares), sino también para la comunicación entre objetos, como la posibilidad de «diálogo» con numerosos electrodomésticos de uso común, o entre dispositivos y sensores de varios tipos (por ejemplo, la posibilidad de que un vehículo se comunique con la carretera).

Para finales de 2024, se estima que 5G llegará a más del 40% de la población mundial y que habrá 1.500 millones de suscripciones a la nueva tecnología. Las redes 5G serán redes de redes, para el uso de “Small Cells” (una solución técnica muy similar a MIMO) que, posicionadas de manera capilar, garantizarán un alto grado de cobertura en todos los entornos: más antenas pero con menor poderes de emisión.