¿Quieres cortar la cebolla sin llorar? usa este cuchillo

0

La cebolla es una cruz y una delicia en la cocina. Amada por muchos, mal tolerada por algunos, la cebolla es sin duda un alimento indispensable para un número muy considerable de recetas. Desde salsas a sofritos o a platos principales, la cebolla un ingrediente imprescindible. Sin embargo, a muchos les cuesta manejarla porque, como se sabe, te hace llorar cuando la cortas. Así que aquí está cómo evitar este inconveniente. Descubre cómo cortar la cebolla sin llorar a partir del cuchillo que uses.

¿Quieres cortar la cebolla sin llorar? 

Kyrsten Beidelman, gerente regional de Hipcooks, una empresa que ofrece clases prácticas de cocina, brinda algunos consejos para minimizar los accidentes con cebollas. Además de usar un cuchillo afilado, Beidelman recomienda mantener la tabla de cortar limpia y ordenada moviendo todo lo que ya esté cortado a un tazón de preparación.

Antes de cortar, debes verificar la posición de tus dedos. Al sujetar la cebolla, los dedos deben estar curvados para mantener las puntas de los dedos alejadas del cuchillo y evitar así que sufras cualquier corte en caso de que el cuchillo (repetimos que debe estar bien afilado) se te resbale.

Por qué hay que usar un cuchillo bien afilado

Cuando se cortan las cebollas, liberan sin-propanothial-S-oxide , un irritante que causa ardor en los ojos y lagrimeo. Para reducir la irritación, Beidelman recomienda el uso de ese cuchillo muy afilado , ya que «cortará la cebolla más limpiamente, romperá menos células dentro de la cebolla y liberará menos vapores que nos hagan llorar».

Usar la técnica correcta para cortar cebollas producirá mejores platos terminados. De este modo corta el extremo del tallo y corta ligeramente el extremo de la raíz antes de pelar y rebanar, cortar en cubitos o cortar en anillos. El uso de un cuchillo de chef afilado reducirá el riesgo de lesiones y minimizará la irritación de los ojos.

Una vez cortada en rodajas, si la cebolla es más de lo que realmente necesitamos, se puede guardar picada en el frigorífico hasta una semana.

Con estos trucos podrás enfrentarte a la cebolla sin ningún tipo de miedo y crear platos excelentes embellecidos con ese sabor que solo la cebolla puede dar.

¿Y para eliminar el olor? Que duda cabe que al cocinar con cebollas las manos quedan con un fuerte olor que para algunas personas resulta bastante molesto. Para quitarlo tienes que restregar un poco de vinagre por las manos y después lavarlas con agua y jabón. Un truco que sirve también para quitar el olor a ajo de las manos.

Comentar con su cuenta de Facebook