República Dominicana registra mayor número de alzas en precios de materiales de vivienda producto del COVID-19

0

República Dominicana registra mayor número de alzas en precios de materiales de vivienda producto del COVID-19
República Dominicana registra mayor número de alzas en precios de materiales de vivienda producto del COVID-19

Según CREES el valor de construcción de una vivienda en junio del 2021 fue 25.1% más caro en relación con el año 2019.

En República Dominicana se registró este año un aumento de 25.1% en los precios de los materiales de construcción de una vivienda en comparación con el año 2019, de acuerdo con los datos del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), que se fundamenta en el Índice de Costos Directos de la Construcción de Viviendas (ICDV) de la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

Según el boletín mensual digital correspondiente a junio del 2021 de la ONE, el ICDV fue de 198.46 en promedio, registrando un aumento de 5.85 puntos, en comparación con mayo del presente año que fue de 192.61, cuando los principales incrementos se presentaron en las herramientas, con un 48.53 % y en las maquinarias con un 6.11 %.

Además, el ICDV registró una variación mensual de un 3.05 %. Este resultado es superior en comparación con el presentado en el mismo período del año 2019 que fue de un 2.38 %. Por tipos de viviendas, el ICDV fue de 205.12 para la vivienda unifamiliar de un nivel; 197.59 para la vivienda unifamiliar de dos niveles; 193.68 para la multifamiliar de cuatro niveles, y 197.45 para la multifamiliar de ocho niveles, o más”.

Representantes de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (ACOPROVI) indicaron que los incrementos aplicados en los principales insumos utilizados en el sector de la construcción elevaron a 31.5% los costos de los proyectos inmobiliarios en ejecución.

Incremento en materiales de vivienda:
Las políticas fiscales y monetarias adoptadas por diversos países y la reducción en la producción elevaron los precios internacionales de bienes y servicios, como efectos de la pandemia del COVID-19, lo que provocó un incremento en los precios de las materias primas para la construcción de una vivienda, entre ellas están la madera, acero, cobre, aluminio y combustibles líquidos.

En el país, las principales alzas se registraron en el subcontrato de herrería, con un 25.50%; piedras naturales y marmolite, con 19.81%; alambres eléctricos, con 13.34%; misceláneos eléctricos, con 11.26%; aceros, con 10.90%; y madera, con 7.99%, de acuerdo con el Índice de Costos Directos de la Construcción de Viviendas de junio 2021

Aprobación de proyecto de Ley
Debido a estos aumentos, el Senado de la República aprobó en primera lectura el proyecto de Ley que modifica el artículo 129 y los párrafos I, II y III del artículo 131 de la Ley 189-11, del 16 de julio del 2011, para el desarrollo del mercado hipotecario y el Fideicomiso en República Dominicana, que incrementa el costo de venta de las viviendas de bajo precio, de RD$3,500,000 a RD$4,500,000.
El propósito de este proyecto consiste en cambiar la referida ley para acrecentar el valor de referencia de las viviendas de bajo costo y eximir del pago de impuesto de transferencia inmobiliaria a los adquirientes de primera vivienda a través de fideicomisos.
El artículo 129 contempla que los proyectos de viviendas de bajo costo son habitacionales, con participación de sectores público o privado, cuyas unidades tendrán precio de venta igual o inferior a 4,500,000 mil pesos, tarifa que por la inflación actual se ajustará anualmente, de acuerdo con las disposiciones del artículo 327 del Código Tributario de República Dominicana.
Dada las circunstancias del sector, en junio el presidente Luis Abinader se reunió con representantes de los sectores empresarial, sindical, religioso, agropecuario, comercial y social en la “Mesa de Trabajo por la Crisis Internacional de Precios” para analizar las consecuencias que tiene el país, fruto de las alzas de la materia prima a nivel internacional.
Abinader expresó “que el repunte significativo de los precios globales alerta a los gobiernos y preocupa a todos los ciudadanos, porque los efectos se sienten en los mercados locales de los diferentes países”.
Además, expuso que “El alza de precios es actualmente un fenómeno global desencadenado por el aumento de la demanda de las materias primas, la disrupción de la cadena logística causada por la pandemia y el elevado coste de los combustibles producto de la reactivación económica”.