Reyes busca superar mejores relevistas RD en año de ensueño

0

Que si lo regresan como abridor, que si lo dejan para cierre de los partidos. Si es por lo que está demostrando el espigado serpentinero, el mensaje parece quedar claro en San Luis: Alex Reyes es un cerrador de alcurnia, con una temporada que le perfila como la más completa para relevistas dominicanos.

El derecho extra rápido, que en su primer año -2016- fue mayormente utilizado como abridor en los pájaros rojos, con su desempeño en la actual temporada ha dado un giro drástico en las expectativas creadas a su alrededor, tras venir con problemas recientes de lesiones.

Reyes, cuya recta pocas veces desciende de las 98 millas (promedia 96.7), al momento de este artículo había amasado catorce salvamentos, con marca de 3-1 en ganados y perdidos. El dominio que ha tenido con su potentes lanzamientos contradice sorpresivamente lo antológico descontrol de la zona de strike.

Porque el espigado de los Pájaros Rojos a la fecha del artículo (28 de mayo) llevaba una microscópica efectividad (carreras limpias permitidas o ERA) de 0.67, desempeño que también amenaza el mayor dominio de relevistas dominicanos de todos los tiempos..

Reyes no deja de sorprender cuando su WHIP (porcentaje hombres embasados) se mantiene por encima de 1 (tenía 1.33), el cual ha venido descendiendo desde casi 2 en que lo tenía hace un mes. Y esa escala tan alta se debe más que todo a su patético descontrol.

¡El expreso Cardenal ha otorgado 24 transferencias en 27.0 entradas lanzadas! Empero, su enorme éxito estriba en dos factores: los ponches (37) y una ínfima permisión de imparables (12), donde la oposición apenas le batea para .130 de promedio.

Tendría el año más redondo RD´s

Reyes tiene por mucho la mejor actuación quisqueyana del año y en mucho tiempo, cuya ERA apenas supera por siete centésimas la que impusiera Fernando Rodney, un también relevista de luxe en su momento (0.60) con los Tampa Rays.

Reyes ha marcado su territorio con una sarta de pedradas y curva que “desarma” a cualquier mamut, habiendo trabajado la mitad exacta de los juegos de los Cardenales (50).

La proyección que lleva el nacido en New Jersey, EE.UU.,  le permitiría amenazar la marca de salvados para dominicanos impuesta por Jeurys Familia (51, en 2016) y empatar la espeluznante relación ponchadora del temible Armando Benítez (14.6 por cada nueve

entradas lanzadas); con Reyes en 12.3 y el de hits por 9 EL, del propio Benítez (4.6) contra 4.0 H9. También persigue la marca criolla de 92.2 por ciento de partidos finalizados en poder de Benítez, temporada que lideró en salvados (2004).

Cuando Rodney implantó el tirano desempeño con su ERA (2012), fue la temporada más redonda de relevista dominicano alguno, en los tres principales renglones, añadidos el de salvados y WHIP. 

En lo que parece claro que Reyes mantendrá como hito histórico curioso es mantener tanto dominio con un mayúsculo descontrol. Y lo demuestran los resultados tangibles: ha rescatado en cada oportunidad que tuvo al día de esta entrega.

De ahí que su WHIP sea el factor más mentiroso de su extravagante rendimiento, sacando siempre los outs en el filo de la navaja.