Seis importantes documentos antiguos que serán un misterio para siempre

0

Por más que la historia, la arqueología y otras disciplinas indaguen hasta las profundidades de los siglos para reconocernos en la línea temporal de la vida humana, y con ello establecer conciencia con nuestra posición en ella, hay cuestiones del pasado muy difíciles de esclarecer.

Bien sea porque no hay constancia física de ella (el principal elemento de cualquier esbozo de lo que existió alguna vez antes que nosotros) o bien porque la que hay está incompleta, existieron relatos que traen por el camino de la amargura a todos los profesionales que buscan pistas sobre ello.

Foto: Ilustración del Rey Arturo (Fuente: iStock)

Porque en el pasado no dejaron de suceder cosas, precisamente, algunas de estas desaparecen para siempre. Sin rastro de ellas, acercarse a su tiempo es tarea imposible. Una conquista, un incendio, cualquier fenómeno meteorológico o simplemente los estragos del tiempo, cualquier cosa puede causar que el hilo de la civilización se rompa en algunos puntos, y entonces surge una especie de vacío que da paso a las suposiciones. Desde los libros sibilinos hasta la enciclopedia de Yongle, estos documentos antiguos de todo el mundo serán para siempre un misterio:

Libros sibilinos

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

Fueron imprescindibles en la formación del Imperio Romano, ya que los líderes de aquel pueblo los consultaron durante las crisis políticas que vivieron, durante aproximadamente 900 años. En la actualidad, se sabe que los originales de estos dichos oraculares se quemaron en el 83 a. C, y poco más.

Aunque los expertos creen que podrían haber sido destruidos por un general romano del siglo V que temía que los invasores visigodos los usaran, no hay evidencias claras al respecto, por lo que solo es posible quedarse en la certeza de alguna vez existieron.

Poemas de Safo

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

La poeta griega Safo de Mitilene llegó a componer a lo largo de su vida, durante la época arcaida, hasta 10.000 versos. Un total de nueve volúmenes como mínimo que aunque ahora pueda parecer normal, el siglo VI a. C. no lo era en absoluto, sino una auténtica proeza, más aún en el caso de una mujer, quienes rara vez tenían permitido acceder a la creación y difusión del conocimiento.

Sin embargo, de ella existen hoy menos de 70 líneas completas. Eso no ha impedido que llegue a ser la poeta más famosa de su tiempo y la mujer cuyo nombre va ligado a la isla Lesbos todavía en nuestros días. Esta venerada poeta lírica del amor erótico sigue en el presente aunque, en comparación con la totalidad, su obra apenas lo esté.

El Aquiles de Esquilo

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

La trilogía trágica del famoso dramaturgo griego reformuló la Guerra de Troya como un ajuste de cuentas con la democracia ateniense contemporánea. Esquilo vivió y compuso entre los años 525 y 456 a. C., ya ha pasado el tiempo, lo malo es que lo ha hecho borrando parte de su legado.

Según los expertos, un total estimado de más de 80 de sus obras se han perdido a lo largo de la historia. Así, actualmente solo sobreviven siete de estas.

Panchatantra

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

Esta colección de amadas fábulas indias de animales, escrita en el año 100 a. C., la conocemos por las primeras traducciones en pahlavi (ahora perdido), siríaco y árabe, pero la fuente original en sánscrito desapareció.

Sus llamativas ilustraciones a color, sus formas y la manera de representar a otras especies ya entonces no la han hecho pasar desapercibida. Se sabe que una traducción hebrea fue la base para una versión popular de ella en la Europa medieval, pero también se sabe que esa es la única que ha llegado hasta aquí y ahora.

Sexto Clásico de Confucio

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

Seguimos teniendo los “Cinco Clásicos” tradicionalmente atribuidos al filósofo chino, que abarcan poesía, retórica, ritos antiguos, historia y adivinación, pero ahí no acaba todo lo que Confucio dejó escrito.

Resulta que existió un sexto, concretamente sobre música, que pudo haber desaparecido en la “Quema de libros y entierro de eruditos” del siglo III a.C. Y hasta aquí podemos decir.

Enciclopedia de Yongle

placeholder(Wikipedia)
(Wikipedia)

Más de 2.000 académicos contribuyeron a este texto de la dinastía Ming de 11.000 volúmenes sobre temas que van desde la agricultura hasta el arte, la teología y las ciencias naturales.

De todos ellos solo sobrevive un 3%. Sí, has leído bien. Solo se conoce que unos 800 volúmenes fueron quemados en la Rebelión de los Bóxers, en el año 1900.

Por más que la historia, la arqueología y otras disciplinas indaguen hasta las profundidades de los siglos para reconocernos en la línea temporal de la vida humana, y con ello establecer conciencia con nuestra posición en ella, hay cuestiones del pasado muy difíciles de esclarecer.

Comentar con su cuenta de Facebook