Siete consejos para refrescar los espacios en verano

0

Abrir las ventanas durante el día ayudará a que las noches sean más frescas, ya que si permanecen cerradas la casa acumulará calor.
Es importante disminuir las fuentes de calor como los bombillos, los aparatos electrónicos, hornos, etc.

Si es acogedora y su temperatura es agradable se logra la combinación perfecta para estar a gusto en casa. En verano, si la casa acumula demasiado calor se hace incómodo poder descansar o realizar cualquier tarea en ella. Si, aunque tengas aire acondicionado, te gustaría saber cómo mantener la casa fresca de manera natural, aquí tienes siete consejos para refrescarla.

Aprovecha las horas más frescas del día. Abrir las ventanas y persianas entre las 4 y 8 de la mañana y durante las horas de la noche permite bajar unos cuantos grados de temperatura a la casa para que se sienta más fresca. Asimismo, deja abiertas todas las puertas interiores del hogar para refrescar todas las habitaciones. Si permanecen cerradas, acumularán calor durante el día y se refrescará menos por la noche.

Usar tejidos claros y suaves. Telas suaves y blancas sobre elementos cálidos, como cojines, camas o sofás ayudan a mantener la frescura.

Usar abanicos. Aunque estos aparatos no bajan la temperatura de la habitación, sí crean un efecto de aire fresco. Recurre a ellos en momentos puntuales de calor, no como medida para mantener la casa ‘fría’, ya que es contraproducente.

Toalla mojada. Ubicarse cerca del abanico y pasarse una toalla mojada por las distintas partes del cuerpo es una buena medida. Esa humedad en combinación con el aire del ventilador ayudan a bajar la temperatura del cuerpo.

Aire acondicionado casero. Consiste en ubicar botellas de agua congeladas detrás del abanico (al hacerlo ten cuidado), ya que así se enfría el flujo de aire.

Disminuye las fuentes de calor. Los aparatos electrónicos, los bombillos, el horno, el microondas…son fuentes de calor que conviene mantener apagadas durante las horas más calurosas.
No a la humedad. La humedad da más sensación de calor. Es mejor no lavar y tender ropa en el interior de la casa ni hervir o cocer alimentos durante estos días tan calurosos.