SP y la JCE se reúnen para lograr acuerdos por fallecidos covid

0

El presidente de la JCE, Román Jáquez Liranzo, dijo es una oportunidad para mejorar.

A fin de buscar soluciones a las discrepancias que existen entre el Ministerio de Salud Pública y la Junta Central Electoral (JCE) en lo relativo a la cantidad de fallecidos por covid-19, los titulares de ambas entidades se reunieron ayer en la sede del órgano comicial.

Previo al encuentro de Daniel Rivera y de Román Jáquez Liranzo, ministro de Salud y presidente de la JCE, respectivamente, el titular del órgano comicial expresó que lo que ha ocurrido en este momento es una oportunidad para mejorar, tras insistir en la necesidad de que la Ley 659-44 que data más de 70 años debe ser modificada; y de que es pertinente lograr acuerdos que permitan subsanar las debilidades que existen en el registro de fallecidos.

“Creo que hay que mejorar la relación interinstitucional, sobre todo lo que tiene que ver con la interoperatividad a los fines de que las informaciones que reciba la Junta Central Electoral, -que su función simplemente es registrar lo que dice un formulario o certificado de fallecimiento-, esté acorde a los estándares que se pueden establecer a través de un acuerdo. Esa es la línea de acción de la conversación y es la postura de la Junta Central Electoral”, expresó el titular de la Junta.

Intimidad y dignidad de personas

Al ser preguntado si está de acuerdo a que se realice una auditoría a las cifras de personas muertas por covid-19 que registran ambas instituciones, el presidente de la Junta Central Electoral argumentó que lo que ocurre con ese tema es que cuando se habla de actas de defunción hay que valorarlas en su justa dimensión porque con ello se trata la intimidad y la dignidad de las personas.

“Hay datos que hay que valorarlos en su justa dimensión porque hablamos de la intimidad de la persona, de su dignidad como ser humano, que va más allá de la vida y trasciende a la muerte. Eso hay que valorarlo bien”, dijo.

Consciente de las debilidades que persisten en el llenado de las actas de defunción por los alcaldes pedáneos, Jáquez Liranzo reiteró su sugerencia de que estos tengan que acudir a un centro de salud antes de declarar la muerte de una persona, ya que no tienen la experticia para determinar las causas de un fallecimiento.

“Nosotros en la propuesta de reforma, planteamos que el alcalde pedáneo tenga que ir a un centro de salud y que lo pueda certificar Salud Pública porque real y efectivamente el alcalde pedáneo no tiene las experticias científicas para determinar la muerte de alguien. Claro que esa es una debilidad y eso se puede convertir en fortaleza”, puntualizó.

Roce entre Salud Pública y la Junta Central

Desde la semana pasada, el Ministerio de Salud Pública y la Junta Central han tenido roces porque cada institución tiene cifras distintas sobre los fallecidos por covid-19 en el país. Mientras la autoridad sanitaria documenta un poco más de 4,000 defunciones a causa del virus, el órgano constitucional tiene en su registro civil 8,659 muertos. Las dos instituciones defienden la veracidad de sus datos con sus argumentos.