Stephen King declara contra fusión de editoriales

0

WASHINGTON.- El exitoso autor Stephen King se sentó cautelosamente en el banquillo de los testigos en un juicio federal antimonopolio el martes. Recordando su propia historia, presentó un retrato de una industria editorial que se ha vuelto cada vez más concentrada a lo largo de los años, mientras recompensa generosamente sus esfuerzos creativos.

“Mi nombre es Stephen King. Soy un escritor independiente”, dijo al comenzar su declaración como testigo del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

El gobierno intenta convencer a un juez federal de que la fusión propuesta de Penguin Random House y su rival Simon & Schuster, dos de las editoriales más grandes del mundo, frustraría la competencia y afectaría las carreras de algunos de los escritores más populares.

King ha sido publicado durante años por Simon & Schuster. Algunas de sus antiguas editoriales fueron adquiridas por otras más grandes.

La fusión de 2.200 millones de dólares de Penguin Random House, la editorial más grande del país, y Simon & Schuster, la cuarta, reduciría las llamadas “Cinco Grandes” (Pengin Random House, Simon & Schuster, HarperCollins Publishing, Macmillan y Hachette) a cuatro.

La aparición de King en el Tribunal Federal de Distrito en Washington, muy inusual para un juicio antimonopolio, trajo una narrativa de la evolución de la publicación de libros hacia el dominio de las cinco grandes empresas.

Mientras el abogado del gobierno Mel Schwarz guiaba a King a través de su historia comenzando como un autor debutante y desconocido en la década de 1970 y sus relaciones con agentes y editores, King se centró en una crítica de la industria tal como es ahora.

Puedes leer: La serie de Stephen King y Pablo Larraín se estrenará el 4 de junio en Apple

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Vestido completamente de gris -traje, corbata y zapatos- King respondió con firmeza las preguntas de Schwarz, con algunos momentos de humor y breves destellos de suave indignación, mientras testificaba durante el segundo día del juicio que se espera que dure de dos a tres semanas.

Comentar con su cuenta de Facebook