Torre de Babel: qué es, historia y significado

0
7 views

Aunque a lo largo de la historia se han difundido muchas leyendas cuyo propósito es explicar cómo funciona el mundo y lo más importante, por qué las cosas son como son, si hay una historia de lo más sorprendente e innegablemente popular esa es la de la Torre de Babel, que pretende explicar el motivo de que existan tantos idiomas diferentes.

¿Es posible que la diversidad entre lenguajes tenga su origen en esta legendaria construcción? ¿Existió realmente esta edificación? Si no conoces al detalle esta historia bíblica y tienes curiosidad por descubrirla, te animamos a seguir leyendo ¡pues en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ella!

Su nombre significa literalmente “Torre de Confusión”

En primer lugar, es interesante conocer el hecho de que ‘Babel’, el nombre con el que se conoce la Torre de la que hablaremos, deriva de la palabra hebrea «balal» que significa «confundir», motivo por el que podemos traducir el nombre de esta torre por el significado mencionado.

Además, sabemos que la historia que envuelve el origen de esta edificación sigue representando, después de muchos años, un ejemplo sobre cómo de arrogantes pueden ser los hombres; así que si no conoces el mito quédate ¡porque te lo explicamos a continuación!

Una de las construcciones más famosas de los descendientes de Noé

Según aparece relatado en el libro del Génesis del Antiguo Testamento supuestamente escrito por Moisés, la Torre de Babel fue una construcción que los descendientes de Noé -con Nimrod como líder por ser el gobernante de Babilonia-, comenzaron a construir en la llanura de Senar años después de la gran inundación conocida por todo el mundo.

El objetivo de esta Torre era desafiar a Dios y vengarse de él por la muerte de quienes perecieron en el Diluvio Universal, consiguiendo que la parte más alta de la edificación ascendiera hasta el mismo cielo; pero aún cuando esta no estaba terminada, Nimrod dio la orden a sus arqueros de disparar flechas al cielo a lo que en respuesta, Yahvé (el Dios de Noé) pidió a sus ángeles que bajaran a la Tierra y confundieran el idioma de los babilonios para que estos no pudieran entenderse entre si y se vieran obligados a abandonar la construcción.

Tras este fracaso, cuenta la leyenda que los babilonios se esparcieron por el mundo y que, después de algún tiempo, gran parte del edificio fue engullido por la tierra; además las partes restantes desaparecieron incendiadas por un fuego lanzado desde el cielo y luego naturalmente erosionadas, por lo que no es posible descubrir su ubicación actual.

¿Es cierta la historia o está basada en algún detalle real?

Aunque no se puede saber si eso fue lo que ocurrió, lo cierto es que la mayoría de los expertos relacionan la Torre de Babel con la torre Etemenanki, una construcción de siete terrazas con un templo para el dios Marduk en la parte superior que llegó a alcanzar los 90 metros de altura y que, aunque fue inicialmente solicitada por el emperador Nabucodonosor I en el siglo XII a.C., se terminó bajo las ordenes de Nabucodonosor II tiempo después. Esta pero, tampoco puede visitarse actualmente porque se destruyó durante la primera mitad del siglo IV a.C cuando la ciudad de Babilonia fue atacada.