Truenos y relámpagos: qué son y diferencias

0

Los truenos y relámpagos son dos de los fenómenos naturales más conocidos por todos nosotros. Sin embargo, en muchos casos no tenemos muy claro en qué se diferencian y por qué se producen. Es más, tendemos a confundir la descarga eléctrica con el sonido que genera la luz. A continuación explicamos en qué se diferencian ambos fenómenos que, cuando se dan de forma conjunta, surge un verdadero espectáculo sonoro y visual.

Truenos y relámpagos: ¿cuál es la diferencia?

Vamos a empezar por conocer de forma detallada qué es el relámpago. Se denomina como tal al resplandor que se genera en las nubes cuando se produce una descarga eléctrica. Se trata de un resplandor muy breve, que apenas dura unos pocos segundos, y, a diferencia del rayo, no toca la superficie terrestre.

En cuanto al trueno, es el sonido que se escucha durante una tormenta eléctrica. Aparece justo después del relámpago, cuando éste calienta el aire a una temperatura por encima de los 28.000 grados centígrados.

Por lo tanto, cuando se produce una tormenta eléctrica, lo primero que observamos es el resplandor del relámpago e, inmediatamente después, el sonido del trueno. Por qué ocurre en este orden tiene una explicación muy lógica, y es que la luz viaja a 300.000 kilómetros por segundo, mientras que el sonido lo hace a una velocidad de 340 metros por segundo.

Tormentas eléctricas: ¿por qué se producen?

También es de especial interés conocer la razón por la que se producen las tormentas eléctricas. Tienen lugar cuando el aire caliente y húmedo se eleva a tal altura que termina chocando con aire frío y seco. A medida que el aire húmedo gana altura, comienza un proceso de condensación con el vapor del agua y surgen nubes que reciben el nombre de cumulonimbus.

Las tormentas eléctricas pueden ser de dos tipos: ordinarias o severas. Tal y como su propio nombre indica, las primeras son las más frecuentes y suelen durar alrededor de 90 minutos. En la gran mayoría de casos se acompañan de granizo y precipitaciones.

Mientras, las tormentas severas son mucho más peligrosas, y se dan acompañadas de vientos fuertes, mangas de viento o granizos grandes. Las lluvias suelen ser intensas y generar inundaciones.

Estas son las principales diferencias entre los truenos y los relámpagos. Aunque son muchas las personas que tienen miedo a las tormentas, no hay duda de que la combinación de ambos da lugar a un fenómeno natural realmente fascinante.