Una pelea entre hermanos, el origen más loco de Adidas y Puma

0

Puma y Adidas son dos de las marcas más conocidas a nivel global. Sin embargo, lo que muchas personas desconocen es que ambas nacieron de la mano de dos hermanos que se odiaban, y llevaron a cabo una guerra sin cuartel para que sus marcas consiguieran liderar el mercado.

La periodista holandesa Barbara Smit desvela el orifen de Puma y Adidas en su libro ‘Sneaker Wars’, en el que recoge los hechos históricos más relevantes de la industria del calzado deportivo.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

¿Cómo nacieron las marcas Puma y Adidas?

En el año 1926, Adolf y Rudolf Dassier se dedicaban a la confección de zapatillas en su fábrica, bautizada con el nombre de “Gerbüder Dassler Schuhfabrik”. Aunque las zapatillas no tenían marca, su calidad era muy superior a la de otras que había en el mercado, así que Josef Waitzer, entrenador del equipo alemán de atletismo, se interesó en ellas.

Los hermanos hacían un gran equipo. Adolf se encargaba del diseño de las zapatillas y a Rudolf se le daban muy bien las relaciones públicas. Una sinergia que les valió para vender sus zapatillas en la villa olímpica de los Juegos de Berlín de 1936.

Sin embargo, la II Guerra Mundial hizo que Adolf y Rudolf se separaran por motivos ideológicos. Hitler ordenó transformar la fábrica de calzado deportivo en un taller de repuestos de tanques y lanzamisiles. Rudolf se unió al ejército nazi, mientras que Adolf decidió resistirse.

Una vez finalizado el conflicto bélico, Adolf pudo continuar con la actividad original de su empresa. Mientras, Rudolf tuvo que mudarse a otra zona del pueblo con su familia después de ser denunciado como simpatizante de Hitler por su propio hermano.

Fue así como nacieron las dos marcas: Puma, fundada por Rudolf en 1948, y Adidas, que nació  de la mano de Adolf en 1949. Desde entonces, libran una guerra que parece no tener fin para llevar a las marcas a lo más alto.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

El 6 de septiembre de 1976 murió Rudolf Dassier. Tal era la rivalidad entre los hermanos y las marcas, que Adidas publicó la siguiente nota: “Por razones de piedad humana, la familia Adolf Dassler no hará comentario alguno sobre la muerte de Rudolf Dassler”. En 1980 falleció Adolf, y su tumba se colocó lo más lejos posible de la de su hermano.

En la actualidad, el único miembro de la familia Dassier que sigue relacionado con las marcas es Frank Dassler, nieto de Rudolf y que trabajó para Adidas.

Comentar con su cuenta de Facebook