Verstappen retoma liderato en Mundial más competitivo de la Fórmula Uno

0

 El Gran Premio de Turquía resultó otro escenario espectacular y por demás histórico, en el que Max Verstappen tomó por tercera vez el liderato en una carrera que no le dio muchas oportunidades al campeón, Lewis Hamilton, quien peleaba cuchillo en boca en el circuito que le supone mayor adversidad.

Hamilton (257)), ahora debajo a seis puntos del neerlandés (263), tendrá que retomar impulso en el tramo restante (seis carreras), luego de perder una batalla que la tenía perdida de antemano, y que sólo por sus genialidades pudo aminorar los daños y no distanciarse demasiado de la cima.

Verstappen, que en todas sus carreras terminadas ha sido líder o segundo lugar, volvió a demostrar su bien reputado talante como “Pequeño Senna”, poniendo toda su pericia ganada en la categoría reina, en el intrincado Istambul Park.

“Había que correr con precauciones, bajo las condiciones (climáticas) que tuvimos en toda la carrera, sabiendo que este Mundial ha sido y terminará muy reñido”, reconoció Verstappen, quien cuidó in extremis las condiciones de los neumáticos.

En un fin de semana redondo para Valtteri Bottas, quien minimizó bastante lo que pudo ser una debacle para Mercedes, mientras se despide de la escudería, consiguió su mejor desempeño de la historia con el décimo triunfo en su carrera de Fórmula 1.

Tanto Verstappen como Hamilton, acostumbrados llevar al límites sus coches, jugaron esta vez un papel más cauto -por culpa de la lluvia y neblina- conscientes que el título se saldará con el mayor grado de competitividad que haya tenido la madre del automovilismo.

Mundial histórico

Tras la cita en territorio euro-asiático, es la primera ocasión en la historia que dos pilotos cimeros intercambian lideratos seis veces. Y el único “referente” fue el Mundial de 1974, en que tres pilotos dieron semejante espectáculo.

El brasileño Emerson Fittipaldi se llevó las palmas, pero sudando hasta el final, en una cruenta guerra contra Clay Regazonni y Jody Scheckter, en el más disputado campeonato de Fórmula Uno en un trípode cimero.

El dominio de Verstappen contra el histórico británico, lider con 100 GP´s e iguala en títulos a Michael Schumacher (7), hoy luce improbable una sentencia, a sabiendas que ambos pilotos son de reconocida sangre fría en cada maniobra, y han demostrado que darán un campeonato de resultado final “vida o muerte”.

¡Y no es exagerado! Sólo hay que recordar los encontronazos que han podido al menos costar la vida del inglés, porque si algo tienen aquellos enconados, es ya una lucha más que competitiva, de índole personal. En el GP de Monza (Italia) Hamilton y su coche quedaron debajo del Red Bull de Verstappen, lo que pudo haberle destrozado la cabeza.

Verstappen, quien sólo ha fallado en el podio una vez este año, lleva 7 victorias y 5 segundos puestos; mientras el cuatro veces monarca consecutivo, tiene 5-5 en esas estadísticas, ambos igualados en vueltas rápidas (3). Así de porfiada va la cosa.

El papel del “revivido” escolta Sergio Pérez (Red Bull) en Turquía y del experimentado finés Valtteri Bottas, pudieran ser un factor para desequilibrar la balanza. Y ha quedado ratificado el protagonismo que tendrá el mexicano de la bebida energizante, con su recia demostración contra Hamilton, cerrándole los espacios rumbo a un fabuloso podio en Istambul Park.

Pero “ojo al Cristo”, a pesar de la irrefutable demostración de Bottas en Istambul Park, Hamilton no podría contar demasiado con aquél, quien a final de cuentas está fuera de Mercedes para 2022 y con precedente esta temporada de que sólo compite a beneficio propio, cuando desestimó una orden del equipo que favorecía al monarca.

La próxima cita en Austin (Texas) el día 24 venidero promete otra encarnizada batalla, que saldaría igual que en Turquía, las grandes estrategias de los equipos, y donde la lluvia no sería protagonista a priori, siendo factor vital en las últimas dos carreras.