Ya la pava no pone donde ponía

0

Artistas, promotores y vocingleros de la farándula estuvieron reclamando al gobierno que de nuevo se organicen en estas navidades las denominadas “fiestas populares” como se había hecho costumbre en los últimos años.

Dijimos que “se podían sentar a esperarlo”, pero que no veíamos posibilidad de que nuevamente se ofreciera ese tipo de asistencia a la gente del arte, debido al gran escándalo que supuso la decisión del Gabinete de Política Social del gobierno de repartir 100 millones de pesos entre los artistas en las navidades del año, lo que provocó la intervención de la Dirección General de Contrataciones Públicas que dispuso la suspensión del proceso, y sólo se llegó a entregar la suma de 55 millones.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Más que volver este año a la misma práctica, lo que ha dicho el director de Contrataciones Públicas es que los artistas favorecidos con el reparto del pasado año deberán devolver el dinero que recibieron.

A la fecha no hay señal alguna de que los reclamos de algunos artistas y promotores de espectáculos para que se acuda en auxilio de las orquestas de bailes puedan ser acogidos.

La experiencia no fue buena para el gobierno, aun cuando estuvo motivada de buenas intenciones.
Resulta ridículo ver algunos artistas poniéndose de rodillas en programas de televisión para que el gobierno vuelva a hacer otro reparto.

Deberían entender que ya “la pava no pone donde ponía”, y que en navidad no debe sorprender a nadie que “el puerco esté chivo”.

Artistas, promotores y vocingleros de la farándula estuvieron reclamando al gobierno que de nuevo se organicen en estas navidades las denominadas “fiestas populares” como se había hecho costumbre en los últimos años.

Dijimos que “se podían sentar a esperarlo”, pero que no veíamos posibilidad de que nuevamente se ofreciera ese tipo de asistencia a la gente del arte, debido al gran escándalo que supuso la decisión del Gabinete de Política Social del gobierno de repartir 100 millones de pesos entre los artistas en las navidades del año, lo que provocó la intervención de la Dirección General de Contrataciones Públicas que dispuso la suspensión del proceso, y sólo se llegó a entregar la suma de 55 millones.

Más que volver este año a la misma práctica, lo que ha dicho el director de Contrataciones Públicas es que los artistas favorecidos con el reparto del pasado año deberán devolver el dinero que recibieron.

A la fecha no hay señal alguna de que los reclamos de algunos artistas y promotores de espectáculos para que se acuda en auxilio de las orquestas de bailes puedan ser acogidos.

La experiencia no fue buena para el gobierno, aun cuando estuvo motivada de buenas intenciones.
Resulta ridículo ver algunos artistas poniéndose de rodillas en programas de televisión para que el gobierno vuelva a hacer otro reparto.

Deberían entender que ya “la pava no pone donde ponía”, y que en navidad no debe sorprender a nadie que “el puerco esté chivo”.

- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO -

Joseph Caceres

Comentar con su cuenta de Facebook