10 lesiones reales en un rodaje cuyos efectos pudieron verse en la película

0
Margaret Hamilton en ‘El Mago de Oz’ (Victor Fleming, 1939)

En la escena en que la Malvada Bruja del Oeste llega a Pequeñilandia y desaparece detrás de una nube de humo y pirotecnia, debía abrirse una trampilla para que Margaret Hamilton no quedara expuesta a posibles daños. El mecanismo no funcionó y la actriz sufrió quemaduras de segundo grado en la cara y las manos. Seis semanas despues, Hamilton pudo reincorporarse al rodaje, aunque con unos guantes que ocultasen sus heridas. La escena que vimos en el montaje final es, precisamente, la del incidente, pues no se volvió a rodar.

Comentar con su cuenta de Facebook